martes, 3 de julio de 2012

Desecho y material orgánico


Jannis Kounellis
Una tendencia contemporánea en la cual encontramos estas características es el arte povera. Significa “arte pobre” en italiano y podría ser una evolución del pop-art ya que  ambos son expresiones artísticas objetuales que aunque se valen de la tradicional representación realista en sus producciones artísticas, están más interesados en el concepto que en el objeto. Esta corriente es un ejemplo del uso de estos materiales de desechobasura y demás no por la facilidad para encontrar dichos materiales de la vida consumista, sino porque también estos artistas se fijan en las texturas, los colores, los trozos de cosas y en objetos rotos o rajados. Cualquier material es válido como madera, hojas o rocas placas de plomo o cristal, vegetales, telas, carbón o arcilla, o, también, de desecho y, por lo tanto, carentes de valor., lo más común es encontrar objetos desechables que normalmente utilizamos a diario como latas, cajas de cartón, papel, ropa usada, etc. El arte povera surgió en Italia de la mano de Germano Celant en 1967 y según él era “un arte tridimensional pobre en materiales y rico en significado”. La estética de esta tendencia está basada en las relaciones entre el objeto y su configuración centrándose en los procedimientos y los materiales. Valora los materiales industriales y naturales rechazando el predominio del acero, el plástico y la geometría del arte minimalista del momento. 

Los artistas más importantes de este movimiento son Jannis Kounellis (1936), Mario Merz (1925-1989), Marisa Merz (1931) y Michelangelo Pistoletto (1933). Todos ellos han tenido exposiciones significativas en los últimos años. Estos artistas se centraban en la transformación de la materia. Por otro lado hay una parte de artistas que muestran una mayor inclinación hacia la representación de la condición humana, con Christian Boltanski o Giuseppe Penone.

Giovanni Anselmo, Sin título (Turín, 1934)
En la escultura de Giovanni Anselmo se ve un proceso de deterioro, de gravedad y evaporación en la figura. La escultura está realizada con granito, alambre de cobre y un material orgánico como lo es la lechuga. Si la lechuga no se renueva, caerá.

Otro ejemplo significativo es la Venus de los trapos realizada en 1967 de Michelangelo Pistoletto. En esta obra el artista combina una reproducción en mármol de la diosa griega y un montón de trapos. Hay paradojas en ella, se aprecian una serie de contraposición de conceptos como la belleza, la armonía, carácter valioso y único de la obra de arte, la monocromía, dureza, forma, antigüedad en la escultura contra la fealdad y amontonamiento, la pobreza, el carácter común, vulgar, la policromía y blandura de los trapos viejos, destinados a la desaparición
Michelangelo Pistoletto, Venus de los trapos (1967)

Un último ejemplo son las recreaciones de formas humanas a partir de las sombras proyectadas de un montón de basuras, como hacen Tim Noble y Sue Webster en “Real Life is Rubbish”, 2002 y “HE/SHE”, 2003.

    

Tim Noble, Sue Webster 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada